opinion

¿EDUCANDOS EN LA MACTUMATZA

 

A manera de editorial

LA REALIDAD EN LA MACTUMATZA

Para evitar que cada día salgan más historias desgarradoras de los ingresados al centro penitenciario “El Amate” y que se  promueva un juicio paralelo en las redes sociales, las autoridades encargadas de hacer justicia y aplicar la ley están obligadas a realizar las investigaciones correspondientes al interior de esa "noble" casa de estudios llamada "Rural Mactumatza".

 

Ir al fondo e investigar el nombre de los actores intelectuales (si acaso existen) e constatar si los alumnos son obligados a manifestarse además de analizar ese sistema de "novatadas" y demás acciones de las cuales todos sabemos o hemos escuchado se llevan a cabo al interior de la institución "educativa" bajo el amparo de los docentes y de la misma Secretaria de Educación. (Esta última, considero no alegue ignorancia).

 

 

Hoy tienen a 96 internos "Normalistas"  que gustosamente colaborarán informando  todo lo que acontece en esa institución nido de delincuentes, generador de mentalidades retrógradas  y promotora de un sistema de estudio que confunde la exigencia de derechos con la violación de leyes y reglamentos.

No pueden hablar de inocencia, los padres de familia lo saben, desde luego que siempre abogamos por nuestros hijos pero muchos ni siquiera sabían que había manifestaciones hasta que los convocaron a ir y gritar consignas que les dieron ya preparadas los que conocen del tema.

 

Con toda esa información recabada, las autoridades pueden desaparecer esa institución o limpiarla y mandar a verdaderos educadores que estén comprometidos con la educación social y no inducirlos a la rebeldía y a la exigencia social que hoy los tiene encarcelados y que la Fiscalía General del Estado (FGE), a través de las Fiscalías de Distrito Centro y de Adolescentes, abrieron carpetas de investigación por los delitos de Motín, Pandillerismo, Robo con Violencia, Daños y Ataques a la Vías de Comunicación.

 

Considero aún están a tiempo porque no veo el delito de asociación delictuosa, las autoridades tienen la oportunidad de obtener 96 declaraciones que llevaran al fondo a esa instrucción o que podrán limpiar de la basura que promueve doctrinas de confrontación y exigencias que, de lograr el objetivo los beneficiarios seguramente están en oficinas con clima listo a una negociación sindical. Porque recordemos que estas normales pelean también por administrar los ingresos de recursos vía pago de inscripciones entre otro puntos ¿Usted lo cree?

 

Foto: Prensa Mactu