chiapas

TRES PATINES: “EL GALENOCIDIO”

 

Punto y Coma;

TRES PATINES: “EL GALENOCIDIO”

Leopoldo Fernández Salgado, mejor conocido como José Candelario “Tres Patines” nació en la Jagüey Grande de la provincia de Matanzas, el 26 de diciembre de 1902, y fue registrado en Güines. Temprano emigró a La Habana, allí trabajó como telegrafista y tabaquero (No taquero).

La Tremenda Corte, resolvía “Tremendos casos” y tenía un formato muy sencillo. Al igual que en un juicio, comparecían ante el juez los ofendidos, casi siempre el gallego Rudecindo y Luz María Nananina, y durante veinte minutos se iba desarrollando la acusación y la exposición de hechos. Tres patines —el indiciado— iba respondiendo con argumentos llenos de ingenio, recursos lingüísticos e imaginación, que ponían en duda las aseveraciones de sus acusadores.

Finalmente, establecida la verdad, el juez lo interrogaba sobre los motivos que llevaron al comediante a la comisión de los delitos v éste se escudaba en una supuesta segunda interpretación de las palabras o en la confusión de las mismas, interpretadas con toda maña y malicia (Similar al funcionario Secretario de Salud del que haremos referencia lineas abajo) Invariablemente, la sentencia era que se pasara unos días en el Castillo del Príncipe —la prisión de entonces—, además de unos cuantos pesos de multa.

El elenco de la Tremenda Corte; José Candelario Tres patines (Leopoldo Fernández), Luz María Nananina (Manuela [Mimí] Cal), El Tremendo Juez (Aníbal de Mar) y Rudecindo Caldeiro y Escobiña (Adolfo Otero) también forman parte de la información cultural de los latinos que hemos crecido con alguna radio cerca.

El actor antillano murió el 11 de noviembre de 1985 en Miami poco antes de cumplir 83 años de edad.

TRES PATINES EN CHIAPAS…

Bajo este personaje Tres Patines ya ubican al Secretario de Salud Dr. José Manuel Cruz Castellanos  en Chiapas  quien dijo “SI te da COVID dicen que no se recupera uno tan rapidito, queda uno medio…Chafirete, entonces tiene uno que agarrar la onda para volverse a incorporar” desatinadas declaraciones que tuvo que ofrecer disculpas, pero justificando porque  -según- combate la corrupción (Un individuo señalado en tribuna como corrupto) hasta las disculpas no le son aceptadas. Insisto se aprovecha de la confusión de las mismas y las interpreta con toda maña y malicia, me refiero a tres patines y al funcionario.

Las imitaciones, en eso sí estaría de acuerdo con el Secretario de Salud, son eso: imitaciones, y por lo general de pésima calidad. Y este es el contexto para analizar las declaraciones del Secretario de Salud de Chiapas Dr. José Manuel Cruz Castellanos; tabasqueño al igual que el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) trata de imitarlo en su discurso, provoca, hace chistes de mal gusto, hace citas inexplicables y fuera de contexto, lo coloquial lo incorpora a su discurso -que debiera ser institucional y puntual-, incidiendo en el sarcasmo desatinado con el que trata de cubrir sus desconocimientos en diferentes materias. Igual que el personaje del cubano Tres patines, porque no es la primera vez ya que una vez mando a los doctores del Sector Salud a vender tacos. Se olvida el funcionario que el gobernador del Estado es su prioridad en el mando.

Mal el Secretario Dr. José Manuel Cruz Castellanos y peor para los chiapanecos que tenemos que aguantarle sus dichos, un tipo que en sus alegatos trata de confundir, busca incluir palabras sosas como lo hacía el cómico Tres Patines, en pocas palabras busca ser protagónico, y ha quedado evidenciado que la sensibilidad debiera de conocerla más por su profesión, pero se siente protegido,  de ahí que exista una burbuja muy fuerte y real que pide y exige su destitución inmediata que tiene temblando sin que sea sismo, al todavía Secretario.

Puntos Suspensivos…

La periodista Lizbeth Leyte tiene el apoyo de diferentes  representantes de medios de comunicación, no está sola y el Secretario de Salud poco le puede interesar; sin embargo, el mandatario sabe que el funcionario le ha venido restando sin resultados de valor. Hay una petición, y creo en esa coinciden muchos y es la de valorar su permanencia en el cargo. Por cierto, en su último video el funcionario no se refiere a la periodista. Se llama soberbia… Creo entender que poquito menos de 25 mil trabajadores de Salud vería con buenos ojos a un verdadero profesional despachando en la unidad administrativa. Y quizá, millones agradecerían el cambio de actitud que provocaría en los médicos y personal de salud que atienden a los ingresados en los hospitales.

Opiniones, quejas y sugerencias al 9611897730 miembro del Club Primera Plana www.puntoycomanoticias.com.mx